El Castro de Valtuille, Mencía Joven 2012

El Castro de Valtuille, Mencía Joven 2012

El Castro de Valtuille, Mencía Joven 2012

Este es el vino básico de la bodega Castro Ventosa cuyo nombre ya queda eclipsado en la misma etiqueta por el de Raúl Pérez, que no necesita presentaciones entre los aficionados al vino y menos si tienen especial predilección por el Bierzo.

El Castro de Valtuille, una mencía joven en este caso de 2012, viene a confirmar lo que muchos ya saben pero que todavía la mayoría desconoce: que con una uva de calidad, esto es trabajando con respeto el viñedo, y un mínimo de maña para no estropearla en la bodega se pueden hacer buenos vinos sin necesidad de artifícios ni largas crianzas. Y si de hacer vinos frescos, honestos, sencillos y agradables se trata, la mencía es una uva muy agradecida.

Pese a ser un vino joven que lleva casi un año en el mercado (la añada 2013 saldrá seguramente a finales de abril), se muestra todavía en plena forma ofreciéndonos un bonito tono cereza tirando a morado vivo y brillante, de poca coloración, con los ribetes violáceos que denotan su plena juventud. Agitando la copa vemos que forma una lágrima muy fina que en su ágil caída va dejando una leve tinción morada en el cristal de la copa.

Sorprende la intensa sensación floral y de fruta roja muy fresca en nariz, en especial ciruelas, sobre un fondo balsámico que balancea entre el eucaliptus y -extraña pero nítidamente- la flor del cannabis. Uno se pregunta si Raúl Pérez habrá decidido experimentar con el tipo de vegetación en el viñedo.

El primer trago nos confirma la juventud y excelente forma de este vino. Fresco, sedoso, equilibrado y sin ninguna arista. Nos llena de ciruelas ácidas la boca, de golosinas de fresa y recuerdos de nueces verdes y cacao amargo con un fondo de yogur al final, dejándonos una sensación ácida con poco recorrido, que invita a tomar otro sorbo. Un buen vino que nos ofrece múltiples soluciones para acompañar platos como unas lentejas viudas, salmón al vapor o a la plancha, pasta con salsa de tomate, hamburguesa con mostaza de Dijon o incluso para tomar de pie alrededor de una parrilla donde estamos asando carne mientras charlamos, y para acompañar después esa carne que hemos asado.

 

Valoración llevataps:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *