Fino Inocente de bodegas Valdespino

Fino Inocente de Valdespino

Fino Inocente de Valdespino

Si tenéis la fortuna de formar parte de una familia sensata y poco respetuosa de las actuales leyes, habréis observado que la primera vez que un niño bebe vino no le gusta, que pone cara de asco pero que pese a todo sigue mostrando gran interés por eso que beben los adultos. Bien, pues algo parecido me pasó a mí con los vinos de Jerez: al principio me costó entenderlos, pero perseveré porque veía que gente por la que siento un gran respeto hablaban maravillas de ellos. Hasta hoy, que soy yo quien habla esas maravillas y hace lo posible por explicar a quien quiera escuchar las virtudes de estos vinos, en general ignorados más allá de su ámbito geográfico.

Fino Inocente es sin duda uno de esos vinos que sirve para ganar adeptos para la causa. Está uno o dos peldaños por encima de otros finos de corte más comercial y eso se nota. En la etiqueta ya nos indica que toda la uva procede del pago Macharnudo, que es uno de los míticos del marco, una especie de Montrachet en Jerez, pero además se embotella sin apenas filtrar (lo que nos permite apreciar mejor sus virtudes) y encima lo hace Valdespino, que si hablamos de grandes a esta bodega hay que reseñarla con mayúsculas.

El color del vino apenas es distinguible de otros finos, salvo quizás que su amarillo pajizo pálido es algo más subido de tono que el resto, con una fluidez densa en la copa que deja lágrimas más bien gruesas pero que caen con cierta rapidez. Visto contra un fondo blanco nos deja destellos dorados y cierta impresión cenicienta, como de estaño, en los bordes.

En nariz es intenso y franco, pero no penetrante sino más bien de carácter amplio y voluptuoso, con aromas de flores de jazmín, frutos secos y tiza sobre un fondo levemente yodado. Al probarlo nos encontramos con un vino amplio, con volumen y sedoso que nos vuelve a traer las notas yodadas, cierta sensación mineral, algo de fruta verde parecido -esa astringencia- a morder una pera con piel, un regusto a vainas de vainilla y como de masticar almendras verdes crudas recién cogidas. Al final nos dejará ese recuerdo de flores blancas y cierto amargor en la boca con una notable persistencia.

Pienso que existen pocos vinos con una mejor relación calidad precio, porque no olvidemos que nos encontramos ante un ejemplar de menos de 10€ que, ante su aparente falta de pretensiones, nos ofrece un notable ramillete de matices, una capacidad de guarda envidiable (envejecerá bien no pocos lustros) y un enorme abanico de posibilidades de maridaje que van desde el tradicional tapeo de aceitunas, jamón, encurtidos y conservas hasta los mariscos de concha, gambas o langostinos, fritura o, yéndonos allende los mares, cualquier tipo de sutileza japonesa que se nos pueda ocurrir.

 

Valoración llevataps:

3 responses

  1. Hola Jose Juan

    El fino Inocente lo he estado comprando online durante tiempo, hasta que hace escasamente un año empecé a verlo en los estantes de la Vinacoteca de Barcelona.

    En cuanto al Alba, no sé si está agotado. Las primeras botellas me las mandó directamente su elaborador desde Cádiz, pero las últimas ya fueron a través de Wein Umami, su distribuidor en Barcelona.
    https://es-es.facebook.com/pages/Wein-Umami/213317025388509
    Ponte en contacto con ellos y a ver si hay suerte y todavía les queda o te pueden decir dónde encontrarlo.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *